SOCIAL
CONTACTO informacion@institutogenuinaconsciencia.com
INSTITUTO DE LA GENUINA CONSCIENCIA ® Todos los derechos reservados 2019




Entrevista al Profeta Omega

3ra parte
J. Cuéntanos un poco de ti Profeta. P .O. Estaba dormido, ni era ni sabía ni conocía ni sentía, todo era confusión, y cuando no estaba confundido estaba enojado, supongo que a muchas personas les ocurre, desde que era muy joven no sentía que pertenecía, aunque tuviera amigos y mi familia me apoyara, así que como se comentó, después de esa experiencia cercana a la muerte en ese rio junto al mar , me dedique a encontrar un sentido diferente a mi existencia, ya que si se me había dado una segunda oportunidad, no permitiría que lo que me quedara de vida fuera igual a lo que llevaba, algo debe haber diferente, pero exactamente qué? Fue cuando comencé a buscar en la literatura, religiones antiguas, grupos new age y esoterismos donde para mi sorpresa solo les daban vueltas a las mismas cosas, aderezaban con unas pizcas de supuesta sabiduría cosas evidentes, donde el sentido común parecía ser lo único que no contemplaban, idolatrías banales y malas interpretaciones literales de los sueños húmedos de supuestos iluminados, yo me preguntaba si son tan buenas estas personas ¿por qué están atoradas aquí? O que cuando estaban fuera de sus monólogos “espirituales” se comportaban igual o peor que todos los que atendíamos a esas reuniones. Así que sucedió que en una ocasión un amigo mío, que por cierto no he visto en muchos años, me dijo que en el estado de México existía una cañada, donde vivía una señora muy especial, ¿y que se hace ahí?, pregunte, mi amigo dijo que la señora vendía hongos y que era muy ocurrente, que parecía ser invidente pero que veía perfectamente bien, que tenía carencias económicas, y sin embargo se la pasaba mejor que mucha gente que había conocido. Un buen día, agarre mis cosas, y fuimos a buscarla, tenía nervios, había relatos de gente que había sido acosada por policías y cuestiones similares en esa zona, tenía nervios, pero muchas ganas de ir a probar algo nuevo, antes ya había probado algunas sustancias, pero siempre les había tenido respeto, ya muchas amistades habían quedado perdidas bajo los embates de las drogas y en más de una ocasión había sido testigo de toda la locura y destrucción que estas producían, investigue un poco sobre la psilocibina y sus usos rituales y místicos en las culturas ancestrales, muchos me habían contado ya de que tenían viajes y veían toda suerte de cosas extrañas, algunos decían que la pasaban muy bien y muchas otras que era lo peor de lo peor, después de tomar el metro, y dos autobuses, por fin llegamos al lugar, ese valle cerca de la muralla divina resulto ser una revelación, sentí en lo más profundo de mi ser, al ver esas montañas y esos valles cubiertos por densos bancos de nubes, que de alguna manera, ya había estado ahí antes, inexplicablemente no en esta existencia, sino tal vez en otra. De la carretera caminamos un poco por una terracería hasta que llegamos a una casita sin ninguna seña particular, una de más, iguales a todas por ahí, sembradíos de maíz la rodeaban, y una parvada de chiquillos mocosos y de buena vibra nos salieron al paso, sin duda conocedores de que todos los que andaban por ahí iban con un solo propósito, mi tía vende hongos, o yo te llevo porque aquí los damos más grandes, o dame pal chesco, sin hacerles mucho caso y a uno que otro darle para su chesco, de manzanita deliciosa como decían ellos, llegamos al final del camino, -Doña R- grito mi amigo y una chica joven recién parturienta nos avisó que no estaba la señora, pero que ella nos podía despachar, perfecto, entonces a lo que venimos, pensé. Debo decir que hasta este momento, de especial, misterioso y espiritual mi travesía nada tenía, al contrario, la precaria existencia de estas personas dejaba mucho que desear, lo que si era de notarse es que todos hasta ese momento nos habían recibido con una sonrisa, le dije a mi amigo: oye y donde esta ese lugar al que vamos, porque no vamos a comernos estos honguitos aquí al lado de la casucha esta. -No te preocupes- aquí hay una cañada cerca, es un lugar mágico, me aseguro, bueno, vamos, después de que nos diera una bolsita llena a cada uno, salimos por la parte de atrás, ya que de ahí continuaba un caminito angosto de terracería, grandes árboles y magueyes crecían a sus lados, ahora recuerdo algo que me llamo mucho la atención ese día, de casa de Doña R, nos siguió un perrito, el chocolate, que aparentemente, seguía a unos cuantos viajeros y los cuidaba hasta que regresaran horas después, no a todos seguía y a muchos ignoraba, pero a nosotros nos siguió siempre que fuimos, incluso un día jugando con él, me rasguño fuerte, dejándome unos raspones de amor perruno muy peculiares en el costado de mi abdomen, cuyas cicatrices aun son perceptibles hoy en día. Caminando por este caminito de terracería, no se alcanzaba a ver la cañada, es más, había un tiradero de basura horrible, todo el pueblito tiraba sus desperdicios por ahí, dándole un contraste entristecedor, por un lado, unos árboles increíbles y la naturaleza en su esplendor, y al lado un tiradero de basura asqueroso, ahora en retrospectiva veo, que las lecciones comenzaban desde ahí. Una vez que dejabas el tiradero de basura atrás, los árboles del lado derecho del camino, se abrían como si corrieran una cortina, la vista se volvía espectacular, frente a nosotros se encontraba una cañada, profunda y hermosa, rodeada de árboles de todo tipo en sus laderas, en su fondo, rocas enormes parecían tronos de los reyes de piedra, un hermoso riachuelo corría justo en el centro, donde también habían claros de pasto y malezas, y justo enfrente cruzándola un gran cerro alto y redondo, en gran parte labrado con plantíos de magueyes, era como un sueño húmedo del DR. Atl, verdaderamente de otro mundo, el contraste de dejar atrás la carretera, el basurero y de pronto llegar a este lugar tan especial, era impresionante, ya que desde la carretera no había manera de saber que este lugar se encontraba ahí. Cuando nos pusimos cómodos y encontramos un lugar digno para comenzar a degustar la carne de los dioses, lo que viví y experimente no dejo lugar a dudas, esto era algo que ya había hecho antes, no me causó sorpresa, no sentí malestar, fue como si de pronto me diera cuenta de que estaba dormido, que llevaba mi vida desperdiciada en nada, pude apreciar entonces, la verdadera magnitud de mi experiencia de vida, ya que esta, es un regalo, y solo un imbécil se empeña en desperdiciarla, en no buscar mejorar, en no desarrollarse, solo unos bichos miserables como nosotros preferimos vivir enfermos y triste cuando las soluciones a nuestros problemas, que usualmente nos buscamos solos, se encuentran al alcance de nuestra voluntad. Al regresar esa tarde ya Doña R. se encontraba en su casa, había ido al pueblo a vender lo que producían sus terrenos, platicamos mucho con ella esa tarde, a lo largo de varios años de irla a visitar y hacer las tres tomas en semanas subsecuentes, y de ir incluso solamente a visitarla a ella y a la cañada, aprendí mucho de su forma de ver la vida y de ese extraño y maravilloso lugar, tuve varias experiencias extrañas en ella, que ya contare, todo este relato es para explicar cómo comenzó este viaje, si, tuve la ayuda del sagrado Teonanacatl, la carne de los dioses, me sacudieron y rompieron mi cascaron donde me encontraba atorado, es decir, a lo largo de esos años me desarme, fue como si en mi vida hubiera una ruptura crucial, un punto de coyuntura en el cual todo se detuvo y comenzó de nuevo, limpio, sanado de mi corazón y alma, fue complicado a veces, costaba trabajo llegar cada vez allá, un día en las pláticas con Doña R., me dijo que eventualmente acabaría en el desierto, que era inevitable, y que ahí verdaderamente comenzaría lo bueno, más que proféticas resultaron esas palabras, años antes de que fuera por primera vez a ese desértico altiplano, fue como si tuviera que limpiarme antes y de verdad estar seguro de que el camino que quería emprender fuera el indicado para mí, ya que una vez q se da un paso por ese sendero, no hay vuelta atrás. Así fue como años después tuve la oportunidad de ir al desierto a buscar al abuelo, al padre del fuego, y el inicio de los misterios huicholes, simplemente el hecho de estar en medio de la nada, de enfrentarte a los elementos, y salir de la zona de confort, pone en una situación extrema al cuerpo, hace surgir a nuestro verdadero espíritu y le da una dimensión distinta al ser. En mi tercer año de ir al desierto, fue cuando me atreví a realizar un acto que provoco que las piezas de mi vida cambiaran, nunca me he podido explicar por qué me atreví a hacerlo, pero tras caminar el sendero al sagrado Wirikuta, me descalce y camine por su espiral en la cima, visite ambos cuernos, recorrí toda su grandiosa forma, obviamente se me enterraron toda clase de cosas interesantes en los pies, incluso un pedazo de abrojo se alojó tan profundo entre mis dedos que no los sentí por un buen tiempo, ese día coincidió con la celebración máxima de esta etnia en la cima de ese monte, donde algunos de ellos me veían con cara de asombro, y algunos otros divertidos por mi locura, fue cuando me di cuenta de algo, de cómo al pasar por mil tribulaciones en nuestras vidas nos vamos despojando de la basura que vamos acumulando, de cómo algunos no aprenden de sus errores, y sobre todo, de lo que somos capaces de hacer inconscientemente, si tan solo tomáramos consciencia me preguntaba, que limites tendríamos como especie? O, mejor dicho, donde se encontrarían estos, y así en ese monte de misterios fui invitado, tras años de preparación, tras incontables vivencias, a conocer ciertos conocimientos y nociones filosófico/pragmático/espirituales pasadas entre generaciones, por medio de la tradición oral. Fui invitado y elegido para dejar todo atrás, y volverme un vehículo para transmitir aquello que me había sido revelado. En la historia de la humanidad siempre nos hemos preocupado por las mismas cuestiones, quienes somos, a donde vamos, porque estamos aquí, y desde siempre mujeres y hombres sabios, o por lo menos las mismas almas inquietas de siempre, se han reunido, habiendo vencido a sus demonios inmediatos, a comenzar a desenredar el misterio de la existencia que les rodeaba, con el paso del tiempo, fueron encontrando solución a estos misterios, pero ¿cómo? te preguntarás ¿Cómo le hicieron? La respuesta es increíblemente sencilla, rompiendo la fijación de su consciencia con la realidad operativa que compartían, es decir, exponiéndose a experiencias y encuentros que los sacudieran, que los rompieran, realizando rituales y fomentando los acercamientos con toda clase de fuerzas y energías, que ellos consideraban, pudieran ayudarlos a comprender, por supuesto que hubo muertos y locura, obsesión, rupturas, y sobre todo, el nacimiento de cultos y escuelas de misterios, en algunos casos hasta de religiones, porque vieron que aquel que conocía, tenía poder sobre sus semejantes, y eso a muchos los perdió en el camino, hay que tener en cuenta de que en este pasado remoto al que me refiero, la ciencia como tal estaba ligada con la religión, todos los avances posibles pasaban por un proceso dual, en parte un descubrimiento y un desarrollo técnico, y a su vez, su explicación fundamental o pragmática pasaba por un filtro ideológico con tintes religiosos, de ahí que aquellos que eran los científicos y los sabios de esas épocas funcionan también como líderes religiosos, al servicio del estado o los gobernantes, o incluso ellos mismos representaban al poder. En este punto es donde se pone interesante el asunto, el pueblo en general estaba contento con hacer lo que el pueblo hace normalmente, trabajar, reproducirse, y cuando puede descansar, se reproduce o se llena de sustancias embriagantes, más no enteógenas, lo que el pueblo quiere es que lo dejen en paz, su rutina le da confort, su paz lo tranquiliza, que otros sean quienes se preocupen con lo demás, si había guerras o celebraciones participaba, ya fuera por convicción u obligación, realmente no importaba, porque después volvía a su rutina en calma, en una paz aparente, mientras tanto, su vida y su destino lo dejaba en manos de otros, otros que le explicaban que ese vacío que sentía, era normal, solo necesitaba amar más a los dioses con ofrendas, amar a más a su patria con su vida y mano de obra, o amar más a su entretenimiento y en algunas ocasiones todas al mismo tiempo. Estos sabios, científicos, sacerdotes, sabían que el verdadero poder no es amedrentar o aterrorizar, aunque claro que funciona, sino promover un tipo de orden que ellos pudieran controlar, ya que el caos o los levantamientos, son malos para lo único que les importa: los negocios, de pronto tanto ciencia como religión y gobierno, los tres pilares fundamentales, estaban trabajando en conjunción por un bien común, unos controlaban tus posesiones, otros tu alma, y el restante tu libertad. Ahora, si es verdad, esto no comenzó como algo malvado o negativo, su justificación era y es, que el orden debe mantenerse, porque si dejan sin lineamientos, leyes y control, nosotros como los animales salvajes que somos, acabaríamos con ese constructo de nombre civilización en menos de lo que nos pudiéramos dar cuenta, como dicen, han trabajado por mucho tiempo y pasado por mucho para que todo se venga abajo solo porque sí. Hasta que se comprendieron y analizaron estos fenómenos de un origen natural desconocido, todo el misterio era dominio de la voluntad de los dioses, luego de reyes, para pasar al del dinero, y a veces de los tres al mismo tiempo. Nunca han estado peleadas estas tres posturas, ya que todas buscan el mismo fin, el control de aquello imposible de controlar: el caos puro, de donde nace la energía que le da forma a todo lo que existe, esta fuerza a veces incomprensible, que puede ser captada por instrumentos avanzados, que genera miles de datos, pero que al intentar darle sentido a esa información, resulta a veces incomprensible, para ejemplo, la materia oscura, se sabe que está ahí, se supone que está ahí, los instrumentos sugieren que está ahí, creemos que sirve y hace tal cosa, pero realmente que es, y exactamente cuál es su función, es un misterio que elude a la razón, así como hace años lo fue el fuego, o el clima, estoy seguro que algún día lo sabremos, pero aun así, seguirán existiendo fenómenos que tal vez nunca lleguemos a comprender. Todo esto es para pasar a este punto que sigue, no todos han querido obtener conocimiento y fuerza para obtener poder sobre sus semejantes, algunos de verdad tienen espíritus inquisitivos y libres, que buscan un bien común, avanzar nuestra especie hacia las estrellas que son nuestro verdadero hogar, desafortunadamente, para poder explicar ciertas verdades, habría que desterrar ciertas nociones que contradicen a los poderes que al mundo intentan controlar, y cuando no es así, están tan arraigadas algunas ideas y sobre todo tan asimiladas por incontables generaciones mal informadas, que el pueblo jamás las comprendería, o si las comprendiera se daría entonces cuenta de que han estado adorando al aire, que sus gobernantes son solo sombras, y que su ciencia busca a veces muchas cosas más que el avance y bienestar inmediato de toda la especie. Estos pocos que buscan el conocimiento han tenido entonces que ocultarse y compartir sus conocimientos bajo velos de tradición y ritual, teatralizar sus verdades para que no sean perseguidos y señalados, pero, sobre todo, para que puedan seguir con sus estudios e investigaciones en paz, junto con personas que comprendan, que no sean disruptivas o estén infectadas de imbecilidad. ¿Ahora te preguntarás, bueno pero que conocimiento, de que hablan, o a que se refieren con eso? Muy fácil, la verdad suprema de la existencia, el mayor misterio de todos los tiempos es este: El ser humano es en verdad capaz de realizar actos improbables para un ser de su fisiología, que su consciencia es capaz de percibir aspectos infinitos e invisibles de la verdadera realidad y que su voluntad en verdad es capaz de mover montañas, de volar en el espacio profundo, e incluso, vencer a la muerte. Lo que a su vez nos lleva a esto: Los dioses no existen, nunca han existido y jamás existirán, el humano tiene en si la chispa divina que crea y da vida, porque aquella fuerza que creo todo el espacio donde existen los universos es tan impersonal, ajena e incomprensible, que no tiene ningún sentido intentar hacer “tratos e intercambios” con aquello que solo podemos aludir indirectamente. EL humano es libre, nadie lo controla, nadie lo puede domar, ya que este se domestica solo, no necesita ni reyes ni policías ni guerras ni reglamentos, es libre e instintivamente sabe lo que es bueno y malo, ahora bien, que este dormido y con el cerebro y la razón nublada es otra cosa. El humano no necesita ni dinero ni posesiones, ya que todo lo tiene este mundo que le provee todo si se esfuerza, con su trabajo, su ingenio y sobre todo cooperando mas no compitiendo, puede tener todo lo que pudiera necesitar, las estrellas son su medida del tiempo, la tierra sus nutrimentos, y entre todos juntos podemos moldear no destruir, construir no arrasar, este hermoso lugar que es nuestro hogar. Ahora puedes ver que no es fácil, ya que este conocimiento les ha traído problemas a todos los poderes gobernantes de todas las eras, en todos los tiempos, bajo todas las banderas, a todos los reyes y tiranos, ya que un ser libre, entero y soberano, no necesita lideres que le digan que hacer ni mucho menos que pensar. Esos poderes utilizan en ocasiones los aspectos Qliphoticos de las tradiciones ancestrales, los aspectos opuestos o negativos del conocimiento, si se quiere ver así (todos los conceptos y palabras complejas, se explicarán en su totalidad) utilizan la magia a su favor para sostener lo insostenible, y mantener a todos los que lo desean dormidos e ignorantes, sin antes darte la oportunidad de elegir. Creo q esto responde la pregunta fundamental de, porque existen escuelas de misterios y porque tanto secreto, porque nadie me había dicho nada de esto, y de ¿cómo es todo esto posible? ¡Estos tiempos son únicos en la historia de la humanidad, todo está al alcance de todos, estas nociones han estado ocultas por milenios, y ahora están disponibles para todos los que tengan ganas comprenderlas, por todo esto que te he dicho, a lo largo de los siglos, han muerto miles de personas por conocer siquiera un poquitito de esto, hacían rituales macabros y sacrificios corporales terribles, así como también los actos más piadosos y terribles, y hoy, lo puedes saber todo, y a nadie le importa, increíble! Durante mis años en la universidad y mi vida laboral iba y venía del monte proverbial a la ciudad, muchas de mis amistades cercanas nunca supieron a donde me iba o con quien estaba en esos largos periodos, y si preguntaban, decía que me enfermaba o salía de vacaciones, mis maestros y guías me concedían saber más de ciertas cosas cada vez, y aún sigo en ese mismo camino, la iniciación nunca termina, ya que en determinado momento de la vida, después de obtener cierta cantidad de energía sobre el umbral cotidiano, el entendimiento llega de golpe, y esas fuerzas, esos poderes, ya sea lo que sean, se presentan y rompen el flujo de la continuidad, se acercan a uno, se manifiestan, y en ese momento comienza de verdad, la aventura de una vida despierto, de una vida activamente experimentada, sin ser hojas al viento, con la capacidad de plantarse y desafiar al destino con nuestra intención de ser y hacer lo mejor que podemos, la magia se manifiesta en cada acto, y nos volvemos más sensibles, más introspectivos, pero sobre todo, más osados, ya que aquel que sabe que va a morir, no tiene tiempo que perder. A: Entonces, has tenido un maestr@, o varios? ¿Es necesario ir a buscarlos?, muchos dicen que esas cosas llegan, pero tu estas diciendo que las fuiste a buscar. P.O. Más que irlas a buscar, las fui a encontrar, y si, habrá algún caso extraordinario donde este uno en su casa viendo la T.V: y toquen a la puerta, y Bodhidharma este esperando afuera para poder pasar a tu baño, pero si uno quiere que las cosas sucedan, se tiene que ir a buscarlas, aún sin tener claro el destino, pero si el propósito, o el ansia, o las ganas de provocar un cambio, y sí, he tenido varios maestr@s, en diferentes partes del mundo, uno te envía a otro, las mismas condiciones provocan que llegues a un punto donde alguien ya no puede aportarte más, y entonces sigue uno su camino, y lo mismo sucede en todos los aspectos de la vida, esa frase de que algunas personas son caminos y otras destinos se demuestra verdadera con cada paso que damos, conocemos personas que nos llevan de la mano por senderos, caminamos con ellas, aprendemos y nos acompañamos, y de pronto llega un momento en el cual aún que se quiera forzar la estadía ya no queda nada, y otras que cuando las encontramos decimos, como pude vivir mi vida sin estas vivencias? ¿Sin esta alegría infinita? Cuanto me ha enseñado tal o cual, pero sin haber vivido eso u aquello, nunca hubiera podido dimensionar lo que esta persona que apareció me aporta, a nada hay que aferrarnos, más que a un firme propósito de mejorar, al ayudar a mejorarnos a nosotros, a los demás y por consecuencia al mundo. ¡Todos somos potenciales maestros de todos, y de todos podemos llevarnos algo valioso, así sea el reconocer a cierto tipo de individuos y situaciones para nunca tener que volverlas a vivir ni a tener cerca! En las tradiciones de misterios , que ya no son misterios sino conocimientos pragmáticos como ahora sabemos, solo existe un solo concepto que se consideraría negativo o incluso con el título de anatema, esta noción prohibida o absolutamente aberrante es: No debes estorbar el camino de nadie, lo único prohibido, es el voluntariamente joder al prójimo, y ponerse en su camino para impedir su desarrollo y crecimiento, ya sea incluso con pensamientos o acciones, no se estorba, se respeta, se deja vivir, cada quien debe tomar su propio camino, cada quien tendrá que levantarse de sus propias caídas, por supuesto, esto no significa que si puedo ayudar a alguien no lo haga, y si alguien pide ayuda los ignore, estamos aquí para apoyarnos, no para juzgar o imponer nuestros valores y obsesivas estupideces a los demás! A no me llego nada gratis, todo lo fui a provocar buscándolo para darle sentido a las extrañas experiencias que tuve, y no fue hasta que eso sucedió, que algunas cosas se alinearon, y pude tener la alegría y el gozo de conocer personas valiosísimas, que cambiaron mi vida y ayudaron a encaminar con firmeza, mi rumbo hacía esta aventura que ahora podemos compartir con ustedes, ya que en el Instituto de la Genuina Conciencia, todos los que hacemos esto posible, hemos a su vez tenido experiencias que nos han cambiado y deseamos compartir libremente. A: ¿Podrías contarnos alguna otra de tus experiencias raras o sobrenaturales que has podido vivir? ¡Sé que muchos están interesados en estas cosas! P. O. Con gusto, reitero que antes de dar ninguna explicación a nada de lo que he vivido, siempre he intentado ser objetivo y racional, de nada sirve dejarse ir por las fuerzas del momento, la mente se ofusca fácilmente, y percibe cosas que bien pueden tener explicaciones 100% mundanas, sin embargo, un día, en la cañada en el estado de México de la que comentaba, había veces que el trabajo de meditación o conocimiento era simplemente irse a sentar al lado de un ojo de agua que los lugareños llamaban la goterita, decían que ese nacimiento de agua era especial, en ese lugar alrededor se podía sentir una especie de aura muy poderosa y antigua, y aunque solo era una especie de oquedad en el fondo de la cañada rodeada de árboles, se podía intuir que había algo más, algo diferente a todo. El camino que tomaban las aguas de este extraño nacimiento de agua paraba en un riachuelo que cuando llovía, crecía a un rio con toda extensión de la palabra, en fin, estaba yo sentado, intentando acallar el dialogo interno de mi pensamiento, tratando de estar completamente consciente de los sonidos que me rodeaban: el burbujear del agua surgiendo de la tierra, el rio cercano, el viento en los árboles, y todo eso, en las laderas de esta cañada crecía una buena cantidad de pasto que se mantenía corto como una alfombra debido a las ovejas que las personas del área llevaban a pastar a la zona, en ese lugar tan especial, cuando escuche que por uno de los senderos empinados detrás de donde yo estaba sentado, venia una buena cantidad de ovejas, las escuchaba balar y correr, sus patas sobre la firmeza del sendero de tierra eran claras y pesadas, tanto así que se podía percibir la vibración de sus pasos, no voltee a verlas porque estaba muy cómodo, era bastante común el encontrarse rodeado de ovejas si iba uno a sentarse ahí todo el día, así que no hice mucho caso, hasta que sentí antes de ver, una presencia o poder de un algo que corría delante de estos animales, fue una sensación muy extraña, como cuando eres niño y corres desbocado, sin nada más que el sentimiento de ir rápido y disfrutar de esa sensación, o bueno eso sentí, y a eso me remitió esa extraña percepción. Cuando de pronto, frente a mis ojos pude observar una especie de figura traslucida, pero definida, como ver a través de un cristal facetado, no tenía pies ni forma humanoide este temblor en el aire, pero parecía como una especie de flecha , o triangulo cortado en el aire, avanzando a grandísima velocidad delante de las ovejas, y no acababa de verlo pasar, cuando detrás de esa figura, corrían todas las ovejas, he de decir que cuando las ovejas bajaban se detenían a beber agua y a pastar, nunca se seguían de largo, y esa vez corrían y corrían detrás de esa figura, como si las fuera guiando, jugando o no qué hagan esos seres cuando corren así, todas las ovejas me evitaron al pasar corriendo, detrás de ellas a toda velocidad venían dos perros pastores ladrando y gimiendo, incapaces de hacer su trabajo, y detrás de los perros un niño pastorcito corriendo desesperado tras sus ovejas, fue muy divertido verlos correr así desbocados, no a dónde fueron a parar, ya que se perdieron sobre un recodo en la cañada a lo lejos, pero esa persecución me impacto, porque pude ver algo que se suponía no debía ver, que era, o a donde los llevaba, o porque las ovejas seguían a esa entidad, nunca lo supe, la única explicación que me dieron cuando pregunte, es que las ovejas a veces hacen eso sin motivo aparente, esto me lo decían con un guiño, y supe que había pasado la prueba de ese día, ya que había logrado tener la velocidad de ver a un ser de esos con los que compartimos el mundo sin saberlo, había podido presenciar a una conciencia hermana. En otra ocasión, trabajando en un poblado en el estado de Oaxaca en México, me encontraba viviendo en una casona amplia con mi equipo de trabajo debido a un proyecto que teníamos que realizar, resulta que cuando rentaron esa casa a nadie se le ocurrió decirnos que la dueña previa del lugar, una señora ya mayor, había fallecido apenas hacia unas semanas en una habitación de esa misma casa, se nos había hecho raro, que en todas las puertas habían imágenes y estampas religiosas en todo el perímetro de estas, nadie dijo nada en su momento. Un día vimos como una olla de cafetera salía volando sola, para estrellarse contra el piso, pero todos se lo habíamos achacado a la torpeza de uno de los compañeros que había pasado cerca, también decían que a algunos se les subía el muerto, o que se sentían observados por presencias invisibles. Así que, una noche al irme a dormir en la recamara donde después supimos había muerto la antigua dueña, me encontraba inquieto por el calor, los moscos y un sentimiento de desasosiego, me di cuenta justo antes de apagar la luz del cuarto, de que entre las vigas en lo alto del techo de la recamara, se encontraba la mariposa nocturna más grande y negra que había visto jamás, habiendo escuchado que estos animalitos eran heraldos de los muertos y estas cosas, aún menos podía dormir, con el paso de las horas y con el silencio de la noche, se iba incrementando con gran intensidad el sonido que provocaban los aleteos de esta mariposa sobre el techo los muros, y las ventanas, por momentos pareciendo que les azotaban trapos, de una manera verdaderamente desconcertante. Unos días después, hicimos una presentación en esa casa, y movimos todos los muebles de su lugar para hacer espacio y que la gente cupiera, ya que proyectamos un video y dimos una plática, cuando el evento termino, los compañeros se retiraron a sus cuartos a dormir, yo me quede en el salón grande en la computadora organizando unos datos, con la espalda hacia la puerta de la recamara de la ex dueña de la casa, a mi lado se encontraba un amigo con el que trabajábamos de mayor edad, un tipo completo en toda la extensión de la palabra, que había vivido infinidad de experiencias con grupos indígenas y desasosiego rural con todos sus matices, en pocas palabras , RM, donde quiera que te encuentres te saludo con cariño, yo navegaba en internet, dieron las 12 de la noche, y detrás de mí, sentí esa extraña sensación de que alguien me observaba, esa especie de electricidad que recorre la espalda y termina en la boca del estómago, intentaba ignorar la sensación y enfocarme en los memes del internet, (que en ese entonces se llamaban macros), porque la sensación que comencé a sentir era de un desconcierto y temor que hasta ese momento nunca había experimentado, y con el paso del tiempo, incluso con el rabillo del ojo, había comenzado a percibir una especie de sombra, que por momentos se apreciaba en lo alto del salón, era un techo de doble altura, el cual recorría al desplazarse, en ese momento la situación fue incontrolable, algo estaba sucediendo, cuando volteo a ver a mi compañero, que debido a su posición en la parte angosta de la mesa, tenía la entrada del cuarto que a me daba en la espalda a su izquierda, lo veo pálido con los ojos bien abiertos, y con un susurro me comenta: -“No voltees pero hay una @#$%# rara por la puerta del cuarto, es como una sombra o algo”- , -“si ya lo había sentido pero me estaba haciendo el tonto porque no quería voltear”-, al terminar de decir eso, me dispuse a hacerlo, y al voltear la cabeza y el cuerpo para enfrentar de frente la puerta, veo a RM pálido, diciendo una serie de palabras altisonantes, cuando volteo la veo, una señora de edad adulta, cabello canoso, cuerpo regordete, pero lo que más me llamo la atención era esa mirada acusadora en sus ojos, estaba molesta, como cuando las abuelas regañan en serio a los nietos, y supe inmediatamente que tenía, la escuche en un nivel profundo e indeterminado de mí, con algo más que mis oídos, después del escalofrió, y del shock y el miedo de la repentina aparición, -¿Por qué movieron las cosas de mi casa?. Si era traslucida su forma, se podía ver la puerta detrás y a través de ella, no se le veían los pies, llegando a ellos se volvía su figura niebla, es un sentimiento extrañísimo, te sacude todo, se detiene la continuidad racional, ya que indudablemente bajo cualquier óptica, se está apreciando algo fuera de la corriente normal del flujo de la realidad, esta uno ante algo que sabe y ha escuchado que cuentan, pero corroborar la indudable existencia de algo que traspasa las barreras de lo posible se siente, y dirán que estoy loco, delicioso, es como decir si lo sabía! Gracias por darme la razón, una vez se vence el miedo, comienza el asombro, una vez se vence el asombro, comienza el entendimiento, producto de un silencio provocado de la experiencia misma, estaba aterrado pero contento, y supe lo que teníamos que hacer, ahora yo ya estaba preparado, tenía tiempo yendo y viniendo, y una de las lecciones que me habían dado era la de vencer al miedo con el asombro, pero no entregarme a la fijación que produce, la tradición enseña estas cosas y en el momento dices, ok, no cuándo vaya a suceder, pero gracias, lo registra uno en un nivel intelectual, pero el ya estar de frente al fenómeno, irremediablemente detiene el flujo de la continuidad, aunque sea por unos instantes. Inmediatamente después, así como estaba ahí, desapareció, como si bajaran un switch, instantáneamente, el ambiente del cuarto había pasado de temor a respeto y ahora a calma, que estaba enojada la señora, le dije a RM, tenemos que regresar todo a su lugar, no le gusto para nada lo de mover los muebles, comenzamos entre los dos a mover sillas, muebles con vajillas y mesas, varios de los compañeros se despertaron con el ruido que hacíamos al mover muebles, alguno comento: -que están haciendo no jodan es tarde hagan eso mañana, mejor ahora les dijimos, y les contamos todo rápido, todos estábamos aseando y acomodando a las 2 de la mañana, no está de más decir, que esa noche todos dormimos en catres en el mismo cuarto lo más alejado posible de la recamara de la señora, toda la noche se escucharon ruidos, puse una pequeña ofrenda y lance ron en todas las esquinas de la casa para apaciguarla pero a partir de ese día sus manifestaciones se volvieron cada vez más interesantes… Así que esas son unas de las que más disfrute, ya contare un día algunas otras, lo que puedo decir, es que uno se prepara para lo que va a suceder, puede que nunca lo vivamos, pero eso no significa que no sepamos qué hacer cuando el momento llegue… Y reitero a nombre de todos los que traemos esto para ti nuestro incansable compromiso, lo hacemos de corazón, porque estamos hartos, porque necesitamos de todos, porque este mundo va a cambiar, estemos o no listos, estemos o no preparados, en el Instituto de la Genuina Consciencia, hacemos esto, porque la era de los secretos ha llegado a su fin, tenemos, debemos, hacer algo al respecto, el conocimiento está al alcance de nuestras manos, y con todo el gusto del corazón, estamos para ayudarlos a tod@s a encontrar su sendero, sin dogmas, sin miedos, con la verdad que otorga la libertad, con el corazón de seguir aprendiendo, conociendo, y disfrutando de esta aventura que es la vida en la tierra, gracias! A: ¡Gracias! ¡Y el compromiso con todos ustedes sigue!