SOCIAL
CONTACTO informacion@institutogenuinaconsciencia.com
INSTITUTO DE LA GENUINA CONSCIENCIA ® Todos los derechos reservados 2019




Entrevista al Profeta Omega

2da parte
J. Hablabas de que habías presenciado y experimentado cosas raras, ¿pudieras profundizar en ello? ¿A qué te refieres o que consideras raro? P.O. Ahora, pasando a temas menos escabrosos, puedo nombrarte una serie de experiencias relativas a la alta extrañeza, desde fenómenos fantasmagóricos hasta encuentros con consciencias o seres de desconocidos mundos. Aparte de mi muerte pasajera ese día en esa playa, otra vivencia que cambio mi vida, y lo cuento sin temor ni aprensión a ridículo o señalamiento alguno, porque te estoy diciendo la verdad, fue una noche en el desierto de San Luis Potosí, después de una intensa sesión de aprendizaje y trabajo espiritual, como te había comentado, soy un ser pragmático, no busco nada más que la verdad, mi pensamiento es de una naturaleza racional, y lo que te voy a relatar pueden corroborarlo las otras personas que junto conmigo, estuvieron presentes esa noche, aquel día estábamos en el lugar correcto, en el momento ad3ecuado, en la intersección del infinito, sobre ese punto específico en el cual nos encontrábamos. Hablábamos alrededor de una fogata en el desierto del altiplano de San Luis Potosi, éramos un grupo relativamente grande, unas veinte personas más o menos acampando, aquella noche nosotros, los usuales que no queremos dormir, para no perder el regalo de apreciar el cielo nocturno limpio, en una noche donde las estrellas se podían contar en miles de millones a simple vista, platicábamos de la vida y sus misterios, de nuestras alegrías y locuras, cuando de pronto detrás de un cerro cercano surgió una extraña luz, desde nuestra perspectiva esférica, cambiaba de tonos rápidamente, verde, azul, blanco, rojo, salió detrás del cerro y se elevó por los aires, yo tuve la fortuna de verlo antes, y les avise, -“Miren, que es eso”- -El misterio fue quien respondió- todos vimos como esa luz realizaba movimientos extraños, tomaba altura relativa a su posición, se acercaba y se alejaba, daba tumbos, piruetas, vueltas , cambiaba de dirección repentinamente, pero el fenómeno más extraño, fue que sentíamos sus desplazamientos en la boca del estómago, como si de alguna manera, pudiéramos sentir esos giros en nosotros, estos desplantes duraron minutos, fue difícil calcular el tiempo , ya que estábamos completamente absortos, habrán sido las 2 o 3 de la madrugada, cuando este espectáculo termino para nosotros, me encontré hincado en el suelo del desierto, nadie estaba tampoco de pie, la fuerza de la visión fue tal, que a todos nos puso en el suelo del desierto, estábamos completamente asombrados, alegres, y un poco extrañados, todos comenzamos a relatar lo que habíamos visto para detectar discrepancias, llegamos a la conclusión de que todos habíamos presenciado el mismo fenómeno, ahora bien, por qué solo nosotros nos encontrábamos despiertos, en ese preciso momento, y por qué salió de ese cerro la luz, quien pudiera saberlo, lo que sí, es que toda esa noche pudimos presenciar incontables luces extrañas en el cielo y en los cerros circundantes, luces enormes y otras pequeñas, hileras que prendían y apagaban, otras como faros corriendo a lo lejos sobre el desierto, como en una procesión cósmica, esa noche se llevaba un encuentro espacial justo, en ese preciso lugar, sobre nuestras cabezas. Un amigo, B, saludos donde quiera que te encuentres, les lanzaba a unas luces grandes como reflectores, el haz de su lámpara de mano, estas parpadeaban y por momentos parecían responder a los destellos de su linterna, en esos momentos, acepto que sentí una especie de terror a lo desconocido delicioso, como pocas veces en mi vida, total, que como a las cuatro o cinco am las luces se fueron, todo se calmó, el silencio arrullo a nuestros sobresaturados sentidos, y el frio de la noche desértica nos mandó a dormir a nuestras casas de campaña, dejándonos un sentimiento de extrañeza impactante como nunca habíamos experimentado. Yo pensé que en ese momento se había terminado mi experiencia, y me dispuse a dormir, ya calientito en mi sleeping dentro de la tienda, pero no podía dormir, no podía porque sentía que lago más iba a suceder, en una especie de duermevela comencé a escuchar pasos fuera de la tienda, se suponía que todos estaban durmiendo, y debido a la ubicación que había elegido para poner la tienda, alejada de las demás todo lo que podía, nadie debía andar afuera, lo que sucedió después todavía me da vueltas en la cabeza, tuve un encuentro con seres de otro mundo, o universo, o realidad, me hablaron y pude comprenderles, me explicaron algunas cosas que ya contare a su debido momento, lo que puedo decir ahora es que no hay coincidencias en este mundo y menos en este universo, que la alta extrañeza se manifiesta constantemente, solo que debido a nuestra absorción en nuestra limitada realidad operativa, no tenemos la velocidad de aprensión o la presteza consciente para poder identificar que algo siempre fuera de todo nos llama y nos pide actuar. J: Mencionas la alta extrañeza, ¿a qué te refieres con ello? P.O Es un término que engloba ciertos fenómenos observables, lo utilizo un tal Allen Hynek en una presentación a la ONU en 1978 sobre OVNIS , posteriormente Jaques Valle definió el termino como avistamientos y atestiguamientos de fenómenos perceptibles cuyo comportamiento absurdo no tiene una posible relación con fenómenos comunes aún bajo condiciones extremas, los gobiernos y los cien tíficos más aventurados tienen estos temas cerca de su corazón, ya que de esta verdadera extrañeza, surgen las verdaderas preguntas hacia lo inconcebible y lo desconocido, fenómenos y sucesos tan ajenos y extraños que no pueden ser clasificados como accidentes o coincidencias, también en esta categoría caben los geocríptidos, el fenómeno OVNI, la Fantasmagoría, y los experimentos Cassiopeicos, de los que platicaremos más a fondo en su momento, no me hagas hablar más de estos temas porque me sigo y aquí nos comerán los años, es mejor experimentar estas situaciones más que explicarlas! J: ¿Se puede hacer eso? ¿Ir a buscar la alta extrañeza? P.O. Claro que se puede, lo difícil es encontrar las condiciones adecuadas para poder observar sus manifestaciones, pero con un poco de sensibilidad, y sobre todo de intención y buena suerte, en un buen o mal día, todo puede suceder. J: En algunos escritos tuyos hablas de algo que denominas “La Tradición” ¿a que te refieres con ello? P.O. Este es otro tema fascinante para mí, y al cual me he dedicado a estudiar profundamente, aparentemente esta humanidad es una de tantas que han existido y seguirán existiendo en este planeta y más allá, estas humanidades cíclicas han experimentado los mismos retos y cuestionamientos, para llegar a ciertas, si no conclusiones, si maneras similares de resolver nuestros problemas, principalmente a través del cultivo de la consciencia, el dominio sobre nuestras emociones y pensamientos, entre otras cosas, tales como el manejo de la energía personal, y nuestra fuerza de voluntad, que sin lugar a dudas, es capaz de mover montañas, estos legados de conocimiento comparten sin importar su geografía o su origen dentro de las escalas del tiempo históricas, un puñado de elementos similares o iguales, sobre los mismos temas, reiterados una y otra vez, como único verdadero legado ancestral, a este cumulo de conocimientos se les denomina la tradición, en mi caso particular, practico una fundamentada en las nociones impartidas por un grupo de habitantes del México antiguo. Se le ha también denominado Misticosofía y Gnosis a ciertos aspectos de este legado ancestral, por medio del estudio de las tradiciones del budismo, el taoísmo, el zen, los Aes Dana, la toltequidad, los conceptos de la antigua religión de Egipto, y las bases místicas del judaísmo, todos estos marcos conceptuales tratan especialmente sobre el desarrollo y fomento de la consciencia en el ser humano, en pocas palabras, y en síntesis: somos más que la suma de nuestras partes, ya que si logramos equilibrar y edificar nuestras dos mitades, la material y la energética, nuestra fuerza de voluntad florece, provocando que alcancemos nuestros verdaderos potenciales como una especie planetaria entre las estrellas, y no solo como grupos fragmentados engañados para creer que nuestra condición de semi esclavitud mental es la única opción de realidad verdadera. Se considera que el humano es un ser en constante desarrollo, pero que en este preciso momento existe en un casi permanente estado de sueño, donde poco le interesa más que su entorno material, y que, gracias a este hecho, vive vacío e incompleto, buscando siempre algo que nunca podrá alcanzar en su estado actual, ya que desconoce, aunque intuye, que existe una mitad energética tan importante como el cuerpo, que ha sido ignorada selectivamente para servir a los intereses de ciertas culturas. El Instituto de la Genuina Consciencia aporta con los métodos modernos de la programación neurolingüística, el desarrollo del lenguaje operativo y una serie de ejercicios y la implantación de conceptos e ideas específicas, herramientas pragmáticas para lograr reconectarte contigo, y así reconectarte con el mundo, logrando así vencer vicios, traumas, duelos, o simplemente un día con día completo y pleno, sin vicios mentales ni dolores ajenos, donde tu lleves las riendas de tu destino, y seas capaz de volar con las alas de tu voluntad. La gran parte del conocimiento ancestral se encuentra sepultada bajo un velo de misticismo, cultos, religiones y un grado enfermizo de esoterismo arcaico inservible para las personas de esta época, eso es lo que intentamos quitar, queremos volver accesible este legado de una manera funcional y moderna, sin perder de vista sus orígenes y fines últimos: el desarrollo del ser, y el equilibrio de sus dos mitades para por fin ser libres. Por supuesto esto conlleva un proceso preciso, de ir introduciendo conceptos que van ligados con otros, ejercicios que van liberando a la mente de sus ideas y ataduras conceptuales y significantes, y una batalla en contra de un sin número de vicios materiales y energéticos que tanto nos gustan y perversamente disfrutamos. A eso le llamo la tradición, y esto será también explicado a detalle en su momento. Solo ten por seguro, que estos métodos y estas ideas ya son utilizadas por ciertos grupos de poder que buscan lo opuesto a la libertad, es decir los únicos que desconocen esto, somos nosotros, aquellos en el poder saben y utilizan este conocimiento para atar y esclavizar con palabras e ideas, sin embargo, esos mismos métodos funcionan para lograr lo opuesto, todo el fuego es el mismo fuego si es fuego de verdad, el conocimiento es neutral, solo depende para que sea utilizado lo que le da su cualidad energéticamente viable o inviable para desarrollar o destruir. Y así, poco a poco irnos templando como especie, como individuos, en posesión de conocimientos y legados verdaderos que nos otorgan el poder de dominarnos a nosotros mismos, para construir en lugar de destruir, y desplegar nuestras alas construidas con voluntad pura, y alcanzar en el vuelo a nuestra imaginación, creatividad y cooperación, para dejar de luchar por existir y simplemente disfrutarlo. La era de los secretos ha terminado, todos estamos invitados, nadie tiene porque quedarse en la oscuridad, aunque muchos deciden existir en ella porque nadie les ha dicho que la otra alternativa es la luz del conocimiento, porque así estamos de jodidos e incapaces de discernir la una de la otra, este estado no va a durar para siempre, existen alternativas, y ¡juntos las vamos a explorar!